miércoles, 11 de octubre de 2017

Un 11 de octubre...


se celebra el DÍA Internacional de la NIÑA con el objetivo de crear conciencia sobre la situación de las niñas en todo el mundo.
Empoderar a las niñas: antes y después de las crisis
Con este Día Internacional se quiere formentar cada año el reconocimiento de los derechos de las niñas y dar a conocer a la opinión pública los problemas excepcionales que afrontan en todo el mundo.
El tema de este año 2017 quiere resaltar que las niñas en las situaciones de crisis siguen siendo una fuente de poder, energía y creatividad pero, al mismo tiempo, se encuentran entre los grupos de población más vulnerables y frágiles.

Mil cien millones de niñas son parte de una grande y vibrante generación mundial preparada para asumir el futuro. Sin embargo, la ambición por la igualdad de género en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) pone de manifiesto las desventajas y la discriminación que pesa todos los días sobre las jóvenes. Sólo un enfoque explícito centrado en la recopilación y análisis de datos pertinentes, desglosados por sexo, puede orientar las decisiones de política y programas fundamentales, así como medir y comprender adecuadamente las oportunidades y los desafíos que enfrentan e identificar y realizar un seguimiento para avanzar hacia soluciones a sus problemas más acuciantes.
.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.
http://mariannavarro.net
http://youtube.com
.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Autores del s.XX en las lenguas españolas (y premios Nobel de Literatura) nacidos en esta fecha

 - de 1866, Carlos ARNICHES, escritor español fallecido un 16 de abril de 1943. Comediógrafo, autor de chispeantes sainetes que retratan el madrileñismo e inventor de la llamada "tragedia grotesca" en la que mediante el humor y la sátira reproduce defectos sociales como el machismo en "Es mi hombre" (1921) y la crueldad de señoritos desocupados que no dudan en destrozar a una persona, haciéndola objeto de sus crueles juegos, en "La Señorita de Trevélez" (1916).
La risa que provocan las situaciones y la maestría de su conocimiento teatral, se mezcla con la realidad trágica del sufrimiento causado en sus personajes, lo que la convierte en una denuncia.
Retratando las clases más humildes, destacan obras como El Santo de la Isidra (1868) o La venganza de la Petra (1917) y su participación en libretos de zarzuela como El amigo Melquiades (1914).

PICAVEA.
- Usted sabe, don Marcelino, que yo pertenezco al Guasa-Club, misterioso y secreto Katipunán, formado por toda la gente joven y bullanguera del Casino, para auxiliarnos en nuestras aventuras galantes, para fomentar francachelas y jolgorios y para organizar bromas, chirigotas y tomaduras de pelo de todas clases. Como nos hemos constituido imitando esas sociedades secretas de película, nos reunimos con antifaz y nos escribimos con signos.
DON MARCELINO.
- Sí; alguna noticia tenía yo de esas bromas; pero vamos...
PICAVEA.
- Pues bien: a Numeriano Galán y a mí nos gustó Solita a un tiempo mismo y empezamos a hacerla el amor los dos. Yo, como él no es socio del Guasa-Club, denuncié al tribunal secreto su rivalidad para que me lo quitaran de en medio, y a la noche siguiente Galán encontró clavada con un espetón de ensartar riñones, en la cabecera de su cama, una orden para que renunciara a esa mujer; no hizo caso y se burló de la amenaza, y, en consecuencia, ha sido condenado a una broma tan tremenda, que si nos sale bien, no sólo aban­donará a Solita, dejándome el campo libre, sino que tendrá que huir de la ciudad renunciando hasta su destino de oficial de Correos; no le digo a usted más.

(Fragmento de 'La señorita de Trevélez')

- de 1885, François MAURIAC, escritor francés,  fallecido un 1 de septiembre de 1970.
Premio Nobel de Literatura en 1952, es reconocido como uno de los más grandes escritores católicos del siglo XX. Sus novelas se inspiran en dos temas fundamentalmente: la religión y la pasión. Suele pintar personajes en que la fe se encuentra en conflicto con la sed de placer; de ahí la violencia que campea en sus novelas y que se le ha reprochado a menudo. Mauriac se ha defendido contra estas impugnaciones numerosas veces en su Diario y en diversos ensayos, y afirma su derecho a pintar como católico "una humanidad sumergida en el mal".
Parece ser que luchó toda su vida contra su condición de homosexual, aunque estuvo casado y fue padre de cuatro hijos.
Entre sus obras:  Le Mal ("El mal", 1924), Le Désert de l'amour ("El desierto del amor", 1925, gran premio de novela de la Academia Francesa, 1926), Thérèse Desqueyroux (1927) Le Mystère Frontenac ("El misterio Frontenac", 1933).

LA NOCHE DE NAZARET
Bajo el reinado de Tiberio César, el carpintero Iexu, hijo de José y María, habitaba el puebluco de Nazaret, del que no se habla en ninguna his­toria, y al cual las Escrituras nunca nombran: un puñado de casas excavadas en la roca de una co­lina, frente a la planicie de Esdrelón. Subsisten aún los vestigios de aquellas grutas. Una de ellas ocultaba aquel niño, aquel adolescente, aquel hom­bre, entre el obrero y la Virgen. Allí vivió apro­ximadamente treinta años, no en un silencio de adoración y amor: Jesús vivió en medio de todo un clan, entre los chismorreos, los celos, los pe­queños dramas de un parentesco numeroso, unos galileos devotos, enemigos de los romanos y de Herodes, y que en su espera del triunfo de Israel solían dirigirse a Jerusalén en las festividades.
Estaban, pues, allí desde los comienzos de su oculta vida, todos los que en el momento de sus  primeros milagros, pretendieron que desvariaba y hubiesen querido asegurarse de Él; los que el  Evangelio nos nombra: Jacobo, José, Simón, Ju­das... Hasta qué punto se había formado muy parecido a todos los demás niños de su edad, lo prueba sobradamente el escándalo de los nazare­nos cuando predicó por primera vez en la sinago­ga. No los engañó con buenas palabras: «¿No es el carpintero —decían— el hijo de María, y sus hermanos (sus primos) no se hallan aquí entre nosotros?» Así hablaban de Él las gentes de la vecindad que le vieron crecer, o con quienes ha­bía jugado y cuyos encargos Él solía antes ejecu­tar: era el carpintero, uno de los dos o tres car­pinteros del pueblo. 
(Fragmento inicial de 'Vida de Jesús', pdf).
- de 1936, Alberto VÁZQUEZ-FIGUEROA, escritor español, novelista, periodista e inventor, autor de más de ochenta libros publicados. Antiguo corresponsal de La Vanguardia y de Televisión Española, es uno de los autores contemporáneos más leídos en España y en el mundo. Propietario de la empresa Desalinizadora A.V.F. S.L. encargada de gestionar la desalación por presión, método inventado por él mismo. Figueroa afirma que las presiones de las empresas tradicionales son muy fuertes, forzaron a una ministra y que parece no importar la población.
Escribió Arena y viento, su primera novela, con catorce años (aunque fue publicada en el 1953), pero no fue hasta llevar quince años como periodista cuando empezó a ganar lo bastante como para dedicarse en exclusiva a su carrera literaria.
En 1966 optó al premio Nadal con la novela No creo en nadie, que nunca llegó a publicarse. El éxito le llegó con su 15ª o 16ª novela, Ébano (1975), que aborda el tema del tráfico de esclavos en África. Otras de sus obras más reconocidas son Manaos (1975) y la saga Tuareg (1980).
 En 2007 publicó su nueva novela Por mil millones de dólares de forma simultánea en papel y como descarga gratuita con el convencimiento de que "quien lo descargue de la red nunca hubiera comprado mi novela, o sea que prefiero que me lea gratis a que no me lea. Tal vez la próxima vez se decida a comprar un libro aunque no sea mío."
Otras obras: El mar en llamas (2011), Irina Dogonovic (2011), La bella bestia (2012), Codicia (2012), Bimini (2013), Medusa (2014), Hambre (2014), Crimen contra la humanidad (2015), La barbarie (2016) y Rumbo a la noche (2017).
 Actualmente alterna su residencia entre un ático en el madrileño barrio de Argüelles y la isla de Lanzarote, en su Canarias natal.

El hombre se presentó en el momento justo, poco antes de media tarde, la hora en la que al comisario Arcadio Baeza, que ya de por sí tenía la tensión baja, solía caerle hasta el punto de quedarse adormilado en la butaca, tan indefenso como un niño en la cuna. 
El día era el correcto, puesto que el largo caso en que se había visto implicado durante los últimos meses acababa de resolverse a satisfacción de todos excepto del propio Baeza, por lo que la simple idea de iniciar una nueva andadura por idénticos caminos le angustiaba. 
Ernst Theumer era de igual modo el hombre apropiado de palabra y trato; alguien que debía haber pasado muchas veces por estados de ánimo semejantes a aquel en que el comisario se encontraba, y conocía de antiguo el amargo sabor de boca que deja el triunfo cuando se está convencido de que a la larga no sirve para nada. 
—Si acepta mi oferta ganará en un año lo que gana ahora en quince —fue lo primero que dijo tras presentarse y entregarle su tarjeta.
 —Eso no es nada difícil —fue la irónica respuesta—. Este oficio siempre estuvo mal pagado. 
—Lo sé, y también sé que si viene conmigo no tendrá que tragar todos esos sapos que le obligan a tragar. Hará su trabajo y basta.
 —¿Qué clase de trabajo? —quiso saber Baeza levemente amoscado.
 —El mismo que hace, pero con absoluta libertad y todos los medios que pueda necesitar. Lo único que pido es rapidez, honradez y eficacia. (Inicio de 'Ciudadano Max')

- de 1977, Laura GALLEGO GARCÍA, escritora española de literatura infantil y juvenil.
Con solo 11 años comenzó a escribir Zodiaccia, un mundo diferente, una historia que había ideado junto con una compañera de clase y amiga y en la que estaría inmersa hasta los catorce años.
A los 21 años, mientras estudiaba filología hispánica en la Universidad de Valencia, escribió Finis Mundi, novela con la que obtuvo el primer premio en la edición número 21 (año 1998) del certamen Barco De Vapor, que celebra anualmente la editorial SM. Tres años después fue galardonada de nuevo en este concurso, esta vez por su novela La leyenda del rey errante (2001).
También en SM ha publicado El coleccionista de relojes extraordinarios (2004), la trilogía Memorias de Idhún (2004-2006), Donde los árboles cantan ( Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil 2012), Dos velas para el diablo (2008), la saga Crónicas de la Torre (2000-2004) y Las hijas de Tara (2002).
Es fundadora de la revista universitaria trimestral Náyade, que distribuye la Facultad de Filología de la Universidad de Valencia, de la que fue codirectora desde 1997 hasta 2010.
 Últimas obras: El Libro de los Portales (Premio Imaginamalaga 2013), Enciclopedia de Idhún (2014), Todas las hadas del reino (2015), Héroes por casualidad (infantil, 2016), Omnia -Todo lo que puedas soñar- (2016), Cuando me veas (2017) y Por una rosa (2017).

El nigromante
Las noches de luna nueva son las más apropiadas para practicar la magia negra. La persona que se hallaba aquella noche en los sótanos del castillo del rey Héctor lo sabía. Había estudiado durante años, grimorios arcanos y tratados prohibidos sobre las artes nigrománticas. Había practicado con cientos de pequeños conjuros, con la esperanza de que así, poco a poco, su mente y su alma fuesen abriéndose a las oscuras fuerzas que pretendía invocar aquella noche. Había reunido pacientemente todos los secretos ingredientes que necesitaba para tal fin, viajando a los rincones más remotos del mundo y corriendo graves riesgos personales para obtenerlos. Había conversado con los demonios para conseguir azufre del mismo infierno, y volado hasta el corazón de la noche a lomos de una arpía para arrancarle una pluma grisácea y reseca. Había sobrevivido a la mirada del basilisco para arrebatarle un colmillo, y había vivido otras experiencias semejantes que prefería no recordar. Pero había valido la pena. El nigromante se permitió un momento de descanso en su trabajo para imaginar lo que ocurriría cuando llevase a término el conjuro. No pudo reprimir una risa siniestra. Se acabarían los años de obedecer órdenes y de fingir que no era más que un inofensivo ratón de biblioteca. Ya no tendría que soportar la sonrisa pretendidamente magnánima del rey Héctor, aquel zoquete que no entendía más allá de guerras, armas y caballos, pero que se creía un gran monarca. Sí, se acabaría todo aquello. Por fin.
(Fragmento del prólogo en 'Mandrágora', 2003)

Fallecidos en esta fecha

- de 2000, Irma PREGO, pintora y escritora nicaragüense afincada en Costa Rica, nacida en fecha indeterminada de 1933 y fallecida de un ataque al corazón.
Sus primer reconocimiento público le vino como pintora, permitiéndola viajar por América y Europa. En los años 40, cuando era algo extrañísimo ver a una mujer en pantalones, la escritora lucía ropa de hombre.
  Se dio a conocer como narradora en los Juegos Florales Centroamericanos de Guatemala en 1978. En 1984 fue galardonada con el premio en la modalidad de cuentos de los guatemaltecos Juegos Florales de Quetzaltenango, por la recopilación de relatos Mensajes al más allá (1984).
Fue miembro del Centro Nicaragüense de Escritores.
Otras obras: Mensaje al más allá (cuentos, 1986) y Agonice con elegancia (1996).

Por algo a Carmela la llaman la India. Ese silencio, esa mirada oblicua, esa observación aguda, ese salto repentino hacia la más radical rebeldía.

 Se casó Carmela con un hombre trabajadicto, que no soportaba los domingos, ni la quietud, el silencio y la concentración. Disperso, sicótico, obsesivo, caldeaba el ambiente con toda clase de hazañas estúpidas: discusiones vanas y acaloradas, refunfuños, protestas, reclamos, la joda a tiempo completo.

 Un día, porque en un día pasa todo en la vida, un viernes por cierto, Carmela decidió embellecer el domingo, porque debía vivirse un domingo bello, tranquilo, en el que el tiempo lento se doblara en el placer de no hacer nada o hacer lo mínimo.

 Con un presupuesto exiguo, encontró en el mercado unos tomates esplendorosos, redondos y compactos, arvejas recién recogidas, papas pequeñitas, cebollas de Santa Ana, blancas y aseadas, chiles dulces verdes y rojos, camaroncitos, los que en ocho minutos están al dente.

 Preparó la mayonesa con todo muy fresco para la salsa francesa y se le pasó por la mente la cara de su esposo con una sonrisa. (cuento 'Una mujer llamada Carmela', fragmento).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido?