lunes, 22 de enero de 2018

Salón de lectura: El laberinto de los espíritus

 "El laberinto de los espíritus". Autor: Carlos Ruiz Zafón. Editorial: Planeta. 928 páginas. Precio en Amazon: 22,70 €.

Resumen en Amazon:
En la Barcelona de finales de los años 50, Daniel Sempere ya no es aquel niño que descubrió un libro que habría de cambiarle la vida entre los pasadizos del Cementerio de los Libros Olvidados. El misterio de la muerte de su madre Isabella ha abierto un abismo en su alma del que su esposa Bea y su fiel amigo Fermín intentan salvarle.
Justo cuando Daniel cree que está a un paso de resolver el enigma, una conjura mucho más profunda y oscura de lo que nunca podría haber imaginado despliega su red desde las entrañas del Régimen. Es entonces cuando aparece Alicia Gris, un alma nacida de las sombras de la guerra, para conducirlos al corazón de las tinieblas y desvelar la historia secreta de la familia… aunque a un terrible precio.

 En busca de Críticas objetivas:

  Cuando se dice que el autor barcelonés es un fenómeno, se apunta en una dirección acertada: El laberinto de los espíritus y sus más de novecientas páginas que cierran la tetralogía del Cementerio de los Libros Olvidados deberían dar más juego desde la óptica de la crítica cultural que de la estrictamente literaria. Para la segunda, el balance del libro sólo puede ser pobre (quiero decir, pobre la opinión que se tenga de él pero más pobre aún el interés de la clásica reseña escandalizada porque existen best-sellers). En cambio, cuando la crítica se pregunta por las claves de la conexión de las mitologías del blockbuster o el best-seller con el público y, más aún, por sus subtextos, los resultados son a menudo inteligentísimos, un win-win.  (Fragmento en ElCultural.com)
 .-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.
 “La sombra del viento” es el mejor libro que he leído en mi vida, y probablemente aquel viaje en metro tiene la culpa. El libro conectó conmigo como ningún otro lo había hecho, así que cuando supe que en realidad era el primero de una tetralogía de Carlos Ruiz Zafón, pensé que tendría otras oportunidades de soltar la lagrimita.
No fue así. Apenas recuerdo nada de “El juego del ángel”, por ejemplo. He tenido que acudir a mi crítica de entonces para descubrir que me pareció impresionante. Aún menos recuerdos tengo de “El prisionero del cielo”, que tendré que volver a leer para saber qué pasó con ese libro.
De la que sí puedo hablar es de “El laberinto de los espíritus”, la cuarta entrega de esa serie que puedes leer en cualquier orden aun cuando las historias y los personajes estén fuertemente entrelazados. La terminé ayer a medianoche con una sensación extraña, y decidí que mascaría un poco esa sensación para escribir mi particular crítica literaria.
Empezaré diciendo que la novela es extraordinariamente larga.  (...). En esencia “El laberinto de los espíritus” es una novela policiaca, sin más. (Fragmento en Incognitosis)
.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.
«El laberinto de los espíritus» me ha parecido, por escritura e inventiva, mejor que las dos últimas. Puede decirse que en cierto modo vuelve a «La sombra del viento», al verse recortadas ciertas truculencias irracionales que se habían ido adhiriendo al ciclo.
 Lo que por desgracia no ha recortado es su extensión, a mi juicio desmesurada para lo que cuenta y el peso que en sí misma tiene la historia. Novecientas veinticinco páginas son demasiadas, incluso para un folletín, que es el género desde el que hay que juzgarla. (Fragmento del ABC.es/cultural)
 .-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Último de la saga "El Cementerio de los libros olvidados" iniciada con 'La sombra del viento' -que indudablemente nos atrapó de principio a fin- opinamos que vuelve una y otra vez a lo mismo, por lo que pierde gran carga de interés aun sin restar calidad.  Es el peligro de comenzar con una obra brillante que obliga a las demás a nacer como superdotadas.
El autor se limita a entretener, enlaza con circunstancias históricas como la guerra civil y posguerra sin "mojarse" pero es un genial creador de personajes e intrigas de gran fuerza argumental, aunque no tanto literaria.

Obras leídas: El cementerio de los libros olvidados [La sombra del viento (2001, ed. Planeta), El juego del ángel (2008, Planeta), El prisionero del cielo (2011, Planeta), El laberinto de los espíritus (2016, Planeta)].  La trilogía de la niebla [El príncipe de la niebla (1993, Edebé), El palacio de la medianoche (1994, Edebé), Las luces de septiembre (1995, Edebé)] y Marina (1999, Edebé).

viernes, 19 de enero de 2018

Despierta Sherezade - Efemérides

Empieza el año con aires poco favorables para el programa que lleva Maribel Marín, pero todo pasa y todo queda (que decía nuestro admirado Antonio Machado) y pronto volverán a volar en el éter radiofónico los instantes literarios de "Despierta, Sherezade".
Mientras, mantenemos su antorcha encendida con nuestra aportación semanal: las efemérides.
Este día de 2012, la protesta contra la ley SOPA (Acta de cese a la piratería en línea) apagó la página de Wikipedia en inglés por 24 horas a las 05:00 UTC (Tiempo Universal Coordinado u Horario Universal, frente al GMT u horario según Greenwich).
Nacen en esta fecha...
RUBÉN DARÍO, (1867), poeta, periodista y diplomático nicaragüense, máximo representante del modernismo literario en lengua española y JORGE GUILLÉN (1893) poeta y crítico literario español, integrante de la Generación del 27.
 Coincidieron no solo en este su día de nacimiento, sino también en el de su defunción (un 6 de febrero de 1916 y de 1984 respectivamente), completando ambos un ciclo, ya que llegaron y dejaron el mundo en fechas muy aproximadas.
- de 1911, José María ARGUEDAS, escritor, antropólogo y etnólogo peruano, uno de los tres grandes representantes de la narrativa indigenista en el Perú.
 - de 1923, Ricardo GARIBAY, escritor y periodista mexicano.

- de 1929, Joaquín AGUIRRE BELLVER, escritor y periodista español.
- de 1931, Gonzalo ARANGO, escritor colombiano, padre del nadaísmo.
- de 1969, Javier BENÍTEZ LAÍNEZ, poeta español. Es licenciado en Filología Española por la Universidad de Granada, donde ejerce como profesor de Español como Lengua Extranjera (ELE) en el Centro de Lenguas Modernas.
Página en Facebook @jblainez  y web propia: http://jblainez.es


Fallecidos en esta fecha:
- de  1936, Rudyard KIPLING, escritor británico, premio Nobel de literatura en 1907.
- de  2012, Miguel GARCÍA POSADA, crítico literario y poeta español.
- de  2014, Eugenio CRUZ VARGAS, fue un pintor y poeta del surrealismo chileno.

Fragmentos de sus obras y  biografías en:  http://educacion-ne.blogspot.com/2017/01/un-18-de-enero.html 

jueves, 18 de enero de 2018

¿Es poesía una canción? Marea- "Como el viento de poniente"

No hay demasiadas sugerencias ( en el mundo virtual la gente parece preferir recibir sin dar), por eso considero muy importante atender las que me hacéis.

Pedro de Andrés me recomendó - en Facebook- las letras de Marea (grupo navarro integrado en el denominado rock urbano con álbumes como La patera, Revolcón, Besos de perro, 28.000 puñaladas, Las aceras están llenas de piojos, En mi hambre mando yo - disco de oro en 2012).

Su música es fuerte; sus voces, desgarradas, gritan a quien los quiera oír una denuncia sin miramientos ni tapujos, valiente y sincera, y tiene múltiples colaboraciones con componentes de grupos como Extremoduro, Platero y tú, Fito&Fitipaldis, Medina Azahara, etc.

Habituado a 'desaparecer' por temporadas de los canales de distribución y galas sin dejar de componer, ensayar y mantenerse activo, aquí os traigo una de las letras que más me han gustado de su discografía: 'Como el viento de poniente'

De niño no me gustaban los libros ni las sotanas
ni salir en procesión,
era tan desobediente como el viento de poniente,
revoltoso y juguetón,
En vez de mirar p'al cielo
me puse a medir el suelo que me tocaba de andar,
y nunca seguí al rebaño,
porque ni el pastor ni el amo eran gente de fiar,
Como aquel que calla, otorga,
y aunque la ignorancia es sorda,
pude levantar la voz,
más fuerte que los ladríos de los perros consentíos
y que la voz del pastor,
Empecé haciendo carreras
por atajos y veredas muy estrechas para mí,
y decían mis vecinos
que llevaba mal camino apartado del redil,
Siempre fui esa oveja negra
que supo esquivar las piedras que le tiraban a dar,
y entre más pasan los años
más me aparto del rebaño porque no sé adonde va.




miércoles, 17 de enero de 2018

Garabateando: "Mientras escribo", de Stephen King

Como en esta sección se trata de aprender de la sabiduría que -como el valor a los soldados en tiempo de paz- se les supone a quienes han conseguido ser considerados "alguien" en este oficio del garabateo, traemos a colación un libro de no-consejos a los escritores:
"Mientras escribo", de Stephen King.

Con gran honestidad este autor que convierte en oro todo cuando publica, comienza con una tajante afirmación que yo resumiría como: Si vales, sigue; si no vales ¿para qué?

"La respuesta fácil es que alguien que ha vendido tantas novelas como yo tiene que tener alguna opinión interesante sobre su elaboración, pero las respuestas fáciles no siempre son verdad. El coronel Sanders vendió cantidades ingentes de pollo frito, pero no estoy muy seguro de que le interese a nadie saber cómo lo hacía" (edic. digital en pdf, pág. 5).

Y luego, el autor sentencia:

"Yo no creo que el escritor se haga, ni por circunstancias ni por voluntad (antes sí lo creía). Es un accesorio que viene de fábrica, y que, dicho sea de paso, no tiene nada de excepcional." (Op.cit.pág.9).


"Me gusta hacer diez páginas al día, es decir, dos mil palabras. En tres meses son 180.000 palabras, que para un libro no esta mal; si la historia es buena y está bien contada, el lector puede perderse a gusto. Hay días en que salen diez páginas sin dificultad (...)  A veces, cuando cuesta que salgan las palabras, llega la hora del té y todavía estoy trabajando."

Pero el trabajo no hace al buen escritor. Leer mucho no hace al buen escritor. Al buen escritor lo hace el serlo desde la cuna, la inspiración, el acierto, el decir más cosas al mayor número de personas.
Si no hay masa-madre, nunca habrá buen pan.

"En general, la gente que compra libros no se guía por el mérito literario de una novela. Quieren una historia entretenida para el avión, algo que los cautive desde el principio, que los absorba y los impulse a girar la página." (Op.cit., pág.101)

 Puede sonar la flauta, como al burro, pero si no hay... También puede suceder como a algunos escritores de la historia literaria que, tras un gran éxito, fue tal el miedo a escribir que no volvieron a hacerlo más, por lo menos públicamente (King cita a Harper Lee, autor de un solo y excelente libro: 'Matar un ruiseñor').

"Se entra en el país de los escritores con los papeles en regla. La lectura constante te lleva a un lugar (o estado mental, si lo prefieres) donde se puede escribir con entusiasmo y sin complejos. También te
permite ir descubriendo qué está hecho y qué por hacer, y te enseña a distinguir entre lo trillado y lo fresco, lo que funciona y lo que sólo ocupa espacio. Cuanto más leas, menos riesgo correrás de hacer el tonto con el bolígrafo o el procesador de textos
." (Op.cit., pág. 95)

Consejo a los noveles:
"Cuando entres en tu nuevo espacio de escritura y cierres la puerta, ya deberías haberte decidido por un objetivo diario. Es como con la gimnasia: al principio conviene no imponerse metas muy altas, para no desanimarse. Propongo unas mil palabras al día, y, como me siento magnánimo, añadiré un
día de descanso semanal, al menos al principio. Más de uno no, o perderías la urgencia e inmediatez de tu relato. Una vez concretado el objetivo, toma la resolución de no abrir la puerta hasta haberlo cumplido. Dedícate por entero a poner las mil palabras en papel o en disquete.
" (Op.cit., pág.98).
"Cualquier escritor hará bien en eliminar las distracciones, y el novicio más. (...) Escribir es crearse un mundo propio."

Respecto a las "escuelas de escritores" es igual de sincero:

"Antes, en las clases de escritura, solía haber una máxima: «Escribe de lo que sepas.» Suena bien, pero ¿y si quieres escribir sobre naves espaciales que exploran otros planetas, o de alguien que mata a su mujer y quiere partirla en trocitos con un desbastador de madera? ¿Cómo se consigue que cuadren esas y otras mil ideas extravagantes con el principio de escribir de lo que se sabe? (...) También saben cosas el corazón, y la imaginación. ¡Menos mal! Sin ambos, el mundo de la ficción sería un lugar bastante sórdido. Hasta puede que no existiera." (Op.cit., pág.100).

"Seamos justos. Debo reconocer que aquí, por mi parte, pesa cierto prejuicio: una de las pocas veces en que he padecido un caso de bloqueo creativo con todas las de la ley fue durante mi último año en la Universidad de Maine, yendo no a uno, sino a dos cursos de escritura creativa" (Op.cit., pág.151).

Así que, sin pretender ser didáctico y contando solo sus experiencias e impresiones, Stephen King vierte una serie de dignísimos consejos y guías que hacen este escrito altamente recomendable.
Ya me contaréis qué os parece ;)

Casa del Libro, 9,45 € en papel o 5,99 € en e-book https://www.casadellibro.com/libro-mientras-escribo/9788497597326/907511.

martes, 16 de enero de 2018

Palabras al día: "Sorpasso"

Ampliamente utilizada en el 2017 y  recuperada tras los resultados de la convocatoria de elecciones en Cataluña, traemos hoy la palabra sorpasso, que en su origen italiano significa "adelantamiento".

Lo primero es indicar que tanto la Real Academia de la Lengua Española, RAE, como la Fundación del Español Urgente, Fundéu, desaconsejan su uso por no pertenecer al diccionario español y poder ser sustituída por "adelantamiento" -como ya se ha dicho- o "superación".

El caso es que, aun denostada por las autoridades lingüísticas, parece lo suficientemente atractiva para la prensa escrita como para multiplicar los titulares con ella  y usarla cuando el avance de un partido con respecto a otro es tan notorio que hace cambiar el sentido del voto. Y así, hubo "sorpasso" de Podemos y actualmente lo atribuyen a Ciudadanos.

Veamos: